El Big Data, objeto de análisis del Observatorio Iberoamericano de Protección de Datos en México DF

Artículo de Lawyerpress. Publicado el 26 de agosto de 2014.

Esta es la octava declaración que este grupo de expertos realiza desde su puesta en marcha en enero del 2013

El pasado sábado 23 de agosto de 2014 fue presentada la octava Declaración elaborada por colaboradores de la iniciativa del Observatorio Iberoamericano de Protección de Datos por Dulcemaría Martínez Ruíz. En esta ocasión fue  el análisis del Big Data, como tratamiento masivo de datos, el elemento que los expertos de esta entidad abordaron. La presentación del documento tuvo lugar en el transcurso de la Jornada académica de protección de datos personales en Internet, dentro de la bienvenida para los alumnos de la cuarta generación de la Maestría en Derecho de las Tecnologías de la Información y Comunicación de INFOTEC, en la ciudad de México Distrito Federal. En la Jornada, que tuvo lugar los días 22 y 23 de agosto, participaron Dña. Ximena Puente de la Mora (Presidenta del IFAI), el Dr. Julio Téllez (Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM), la Mtra. Blanca Lilia Ibarra (Directora de Documentación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación), así como el Mto. Manuel Haces Aviña (Gerente de Prospectiva en NIC México).

La Declaración de México D. F.,  hacia la implantación de garantías para la protección de datos en los tratamientos de Big Data, contó en su elaboración con la participación de expertos de México, España, Argentina, Ecuador, Colombia, Bolivia, Perú y Chile entre los que cabe destacar Ramón Miralles López, José Luis Colom Planas, Dulcemaría Martínez Ruíz, Laura Vivet Tañà, Héctor E. Guzmán Rodríguez, Analía Aspis, Nelson Remolina Angarita, Lorenzo Martínez Rodríguez, Horacio Gutiérrez Gutiérrez, Edgar David Oliva Terán, Adela Goberna, J. León Unger, Violeta Guerra Ramos, Aristeo García González, Patricia Reyes Olmedo, Romina Florencia Cabrera, Marta Sánchez Valdeón, Javier Villegas Flores, María Paulina Casares Subia, Philipe C. Bienvenue Martin del Campo, Olivia Andrea Mendoza Enríquez, Federico Césal Lefranc Weegan, Jorge Moreno Loza, Cynthia Téllez Gutiérrez y Joab Andrés Mora, coordinados por Francisco R. González-Calero Manzanares y Daniel A. López Carballo.

Es precisamente con González-Calero, abogado español experto en privacidad y uno de los coordinadores del trabajo,  con quien podemos contactar y ampliar más información de este interesante estudio :” Nuestra entidad tiene presencia en los principales países latinoamericanos, así como España y Portugal.  A nadie se le escapa que el Big Data, como fenómeno nuevo, requiere soluciones jurídicas novedosas. Hablamos del tratamiento masivo de datos a una velocidad superior a la del software actual que nos tienen aconstumbrados”, aclara. Para este experto su desarrollo hay que verlo en un contexto en el que surgen iniciativas como Internet de las cosas o los multidispositivos o herramientas nuevas como Google Glass.

Desde su punto de vista para este incipiente fenómeno es la legislación mexicana la que mejor está recogiendo la aparición del Big Data de todos los de su entorno. “ Han creado una figura que es la expectativa de privacidad muy novedosa. Respecto al resto de los países es evidente que deben modificar su legislación de privacidad por la irrupción de este fenómeno. Ahí las figuras introducidas en el futuro Reglamento Europeo de Proteccion de Datos que hablan de Declaración de impacto de privacidad o privacy by design pueden ser muy útiles”, explica.  En su opinión sin este tipo de figuras buscar un control sobre esta nueva actividad puede ser muy complicado con los mecanismos que hay en la actualidad.

La Declaración nace como reflexión y exposición de la situación actual en materia de protección de datos en Iberoamérica y las líneas programáticas por los que se debería apostar en pro de una mayor protección del derecho a la intimidad, la propia imagen y el honor de las personas en Internet, en el ámbito del fenómeno creciente del Big Data.  “ No hay que demonizarlo, sino todo lo contrario darse cuenta que pueda generar grandes beneficios a la humanidad, en determinados campos como la salud. Lo importante es que al final el usuario pueda otorgar el consentimiento”, comenta.

Este documento no va en la perspectiva del consumidor sino que va en todos los otros ámbitos de interés; así se habla del Big Data como servicio de tecnología de la información; o el marco de gobierno de los datos. Otro asunto que se aborda es el cloud computing y como cambiar de proveedor si en un momento tomamos esa decisión.  Al mismo tiempo se habla de su aplicación en las administraciones públicas; el llamado Open Data, smart cities, su relación con los servicios financieros  “ Uno de los temas que se aborda es el principio de calidad de los datos; es decir, utilizar esos datos para aquello que se ha dado el consentimiento”, comenta. Cuestiones como la seguridad de los datos y su anonimización también se abordan en ese amplio documento.

Anteriormente desde el propio Observatorio se han presentado diferentes documentos en Perú, Colombia, Argentina, Chile, Ecuador y Panamá sobre otros aspectos relevantes para una correcta protección de los datos, la privacidad y la unificación de criterios sobre la materia en Iberoamérica.

El Big Data es un concepto que ha cobrado relevancia desde hace varios años, ya en 2006 Clive Humby hablaba de que los datos eran “el nuevo petróleo”, es así que al igual que el petróleo, los datos han impulsado una nueva visión de derrama económica y técnica, e incluso, se nos presenta como una oportunidad para ayudar a resolver los problemas de nuestra sociedad y nuestro entorno.

Al hablar de Big Data se hace referencia al procesamiento de grandes cantidades de información, en un volumen y tiempo superior al del software habitual, permitiendo su almacenamiento, búsqueda, visualización, compartición, segmentación o análisis, disponibles en diferentes formatos y estructuras, información de la cual gran parte está comprendida por los datos que los usuarios de Internet generan, ello a través de las redes sociales, blogs, publicaciones en páginas web, mails y toda la información generada por los dispositivos móviles, GPS y a través de cualquier otro dispositivo conectado a Internet.

Debido a la abundancia de sensores, micrófonos, cámaras, escáneres médicos, imágenes, etc. en nuestras vidas, los datos generados a partir de estos elementos serán dentro de poco el segmento más grande de toda la información disponible.