Octava Declaración de la iniciativa del Observatorio Iberoamericano de Protección de Datos

Artículo de El Derecho. Publicado el 25 de agosto de 2014.

El pasado sábado día 23 de agosto de 2014 se presentó la octava Declaración del Observatorio Iberoamericano de Protección de Datos, presentación que correspondió a la jurista mejicana Doña Dulcemaría Martínez Ruiz.

En efecto, el acto estaba encuadrado entre los otros muchos que conformaban el programa de la jornada académica de protección de datos personales en Internet celebrada en la ciudad de México Distrito Federal.

La Jornada se desarrolló los días 22 y 23 de agosto y ha contado con la participación de importantes entidades e instituciones mejicanas entre las que conviene destacar al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), el Instituto de Investigaciones Jurídicas dela UNAM, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y NIC México.

La Declaración de México D.F. “Hacia la implantación de garantías para la protección de datos en los tratamientos de Big Data”, ha contado en su desarrollo con un amplio elenco de autoridades en la materia provenientes de México, Colombia, Ecuador, España, Bolivia, Perú,  Argentina, y Chile. Así podemos citar la participación de Horacio Gutiérrez Gutiérrez, Nelson Remolina Angarita, Analía Aspis,  Dulcemaría Martínez Ruiz, Patricia Reyes Olmedo, José Luis Colom Planas Héctor E. Guzmán Rodríguez, Romina Florencia Cabrera Ramón Miralles López, Lorenzo Martínez Rodríguez, Edgar David Oliva Terán, Adela Goberna, J. León Unger, Violeta Guerra Ramos, María Paulina Casares Subía, Laura Vivet Tañá, Aristeo García González, Javier Villegas Flores, , Philipe C. Bienvenue Martín del Campo, Olivia Andrea Mendoza Enríquez, Federico Césal Lefranc Weegan, Jorge Moreno Loza, Marta Sánchez Valdeón Cynthia Téllez Gutiérrez y Joab Andrés Mora, contando con la coordinación de Francisco R. González-Calero Manzanares y Daniel A. López Carballo.

La Declaración persigue ahondar en el análisis de la situación actual en materia de protección de datos en Iberoamérica y determinar las líneas programáticas por las que se debería apostar para procurar su encaje con otros derechos encuadrados en la esfera personal de los ciudadanos como ocurre con los derechos a la intimidad, la protección a la propia imagen y los relativos al honor de las personas, siempre bajo la premisa de su consideración de su adscripción en el medio online yla Big Data.