Presentación de la Declaración de Ciudad de Panamá

En la tarde del miércoles 23 de julio de 2014 fue presentada la séptima Declaración de la iniciativa del Observatorio en el Auditorio Harmodio Arias del Colegio Nacional de Abogados de Panamá, por D. José Alberto Álvarez Álvarez, Presidente del Colegio, en un evento organizado por la Comisión de Derecho de las Nuevas Tecnologías del Colegio.

En el acto también intervinieron el Dr. Rigoberto González Montenegro, así como Dña. Lía P. Hernández, como Presidenta de la Comisión de Nuevas Tecnologías del Colegio Nacional de Abogados de Panamá. Acudieron al acto, entre otros, el Profesor Edgardo Villalobos, Catedrático de Derecho Informático de la Universidad de Panamá, Dr. Abel Augusto Zamorano, Magistrado del Tribunal Supremo de la República de Panamá y el Ldo. Moisés Fraguela, Encargado de la Dirección de Comercio Electrónico del Ministerio de Comercio e Industrias de Panamá.

La Declaración de Ciudad de Panamá, hacia la unificación de criterios y garantías para la protección de la identidad digital y el derecho al olvido, contó en su elaboración con la participación de expertos de España, Argentina, México, Panamá y Bolivia, entre los que cabe reseñar Francisco R. González-Calero Manzanares, Romina Florencia Cabrera, Javier Villegas Flores, Dulcemaría Martínez Ruíz, Marta Sánchez Valdeón, Edgar David Oliva Terán, Lía P. Hernández Pérez, João Ferreira Pinto, José R. Leonett, Diego Pérez Gutiérrez. Ruth Benito Martín, Alberto Martín Hernández, coordinados por Daniel A. López Carballo.

La Declaración nace como reflexión y exposición de la situación actual en materia de protección de datos en Iberoamérica y las líneas programáticas por los que se debería apostar en pro de una mayor protección del derecho a la intimidad, la propia imagen y el honor de las personas en Internet, sus relaciones con el concepto de identidad digital, reputación online en una rama del derecho tan necesaria y en ocasiones desconocida por los ciudadanos.

En un momento crucial en el ámbito normativo europeo e iberoamericano, la reciente sentencia en la Unión Europea relacionada con el derecho al olvido, pone de relieve la necesidad de prteger la intimidad de las personas y su derecho al honor, entre otros, en un ámbito como es Internet donde intervienen diferentes empresas, instituciones, responsables y encargados de tratamiento, de distintas nacionalidad y donde convergen múltiples legislaciones nacionales, se hace especialmente relevante apostar por una unificación de criterios y mecanismos que hagan realidad la protección de las personas y su identidad digital..

Tomando la referencia de Jorge Luis Borges “Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón”, debe afrontarse un debate global, con independencia del territorio o la nacionalidad de las personas parta proteger este derecho erga omnes que afecta a la esfera más íntima de las personas.